Historia del juego Breakout no disponible en NES Classic Mini

29 November, 2016

breakout2600El concepto de Breakout es de Nolan Bushnell y Steve Bristow, y podría decirse que es la evolución natural de Pong. El proyecto comenzó en 1975 con la idea de convertir Pong en un videojuego de un solo jugador, pero desde el principio había un obstáculo: el número de chips que necesitaba el nuevo programa era muy elevado y encarecía demasiado la fabricación de la nueva máquina.

La persona que quedó encargada de realizar el prototipo de Breakout fue Steve Jobs, a quien ofrecieron unas condiciones bastante suculentas para la elaboración del proyecto: 750 dólares por el trabajo y un extra de 100 dólares por cada uno de los chips que fueran eliminados del proyecto original.

Jobs le comentó el problema a su amigo Steve Wozniak, quien finalmente, tras un duro trabajo que incluyó cuatro días sin dormir, terminó el videojuego con 50 chips menos que en el proyecto original. Wozniak y Jobs se repartirían los 750 dólares a medias, pero Jobs no dijo nada de los 100 dólares por chip eliminado, quedándose con los 5000 dólares extra.

A pesar de ello, sería el diseño de Breakout el que inspiraría a Wozniak para crear el ordenador Apple II en 1977, ordenador que convertiría a Jobs y a Wozniak en millonarios. Finalmente, el trabajo de Wozniak no se utilizó para la manufacturación de Breakout porque su diseño era demasiado complicado; aun así, el resultado final del juego es idéntico: en la parte superior de la pantalla encontramos ocho filas de ladrillos mientras que en la parte inferior una línea hace las veces de raqueta.

Al comenzar el juego, una pelota desciende por la pantalla y nuestra misión es golpear a la pelota con la raqueta para que esta ascienda y destruya uno de los ladrillos, regrese, y así poder continuar con nuestra tarea de demolición hasta terminar con toda la pared.

Lógicamente, perderemos una de las tres vidas disponibles cuando la pelota golpee el suelo en lugar de nuestra raqueta. El videojuego está programado en blanco y negro, pero en la recreativa se pusieron papeles transparentes de colores para diferenciar las filas de ladrillos de dos en dos.

El orden, comenzando por abajo, es: amarillo, verde, naranja y rojo, y cada uno de ellos tiene asignada una puntuación que va de menos a más cuando son destruidos. Breakout consta únicamente de dos niveles y la puntuación máxima que se puede alcanzar es de 896 puntos, si bien haciendo una pequeña trampa se puede llegar hasta los 1344 puntos en el modo de dos jugadores. Lanzado posteriormente en multitud de sistemas, tuvo una continuación llamada Super Breakout con más modos de juego y esta vez en color. Por supuesto, y como era de esperar, tampoco faltaron clones de Breakout, quizás el más conocido sea Arkanoid, desarrollado por Taito en 1986. Una pena que no esté disponible para la NES Classic Mini

Fecha de creación: 1976
Desabollador: Atari
Distribuidor: Atari
Género: Destrucción de ladrillos
Plataforma: Arcade

#Sin categoría